entrar registro

Lawrence de Arabia, o la No-Tan-Exitosa-Revuelta Árabe (VII). Faysal y Husayn juegan a los soldaditos

715 visitas
|
votos: 7 · 0
|
karma: 99
|

Finalmente, la "Gran Revuelta" estalló en Junio de 1916.

Pese al romanticismo con que se la rodeó luego, la rebelión fue un cúmulo de despropósitos, de principio a fin.1 De hecho, ni siquiera tuvo un Jefe reconocido hasta que T. E. Lawrence fue destinado como enlace, en Octubre, e impuso al 3º hijo de Husayn, Faysal. 2

Los consejeros y oficiales ingleses, como queda registrado en el "Arab Bulletin" se desesperaban ante la incompetencia árabe para el combate moderno.3

Pese a las exhorbitantes inversiones y apoyo sobre el terreno de británicos y franceses (que también mandaron una misión al Hijaz) los beduinos no consiguieron ni de lejos formar una unidad moderna de combate. Sólo la necesidad de los turcos de asistir a otros escenarios, y el apoyo británico, evitaron que las tropas árabes fueran arrasadas.4

Al inicio de la "Revuelta", ambos ejércitos (pro-sharif y pro-turco) eran de similar tamaño, aunque los Sherifianos contaban con la decisiva ventaja de que el Ejército Británico le podía hacer llegar, desde Egipto y por el Canal de Suez, cantidades inagotables de armas, municiones, provisiones, incluso hombres de entre los prisioneros de guerra turcos.

Los "anglobeduinos", además, gozaban de mucha mayor movilidad: en parte por su superioridad en camellos -vehículo del desierto- pero también por su absoluto dominio sobre los derivados del petróleo. Mientras que ellos podían mover sus tropas a placer para obtener superioridad numérica, los turcos se vieron obligados a encerrarse en plazas fuertes. Y conforme se iban rindiendo los destacamentos turcos, la ventaja se fue haciendo abrumadora.

Veamos los "Éxitos de la Rebelión Árabe":

- Hostigamiento del Ferrocarril del Hejaz (IMAGEN): las tropas de Faysal consiguieron hacer descarrilar cierto número de locomotoras y dañar muchos tramos de vías (que de todos modos eran prontamente reparadas por los turcos); sin embargo, nunca consiguieron poner el ferrocarril fuera de uso. Desde luego, una tropa más profesional y capaz podría haber conseguido mejores resultados, incluso con menos recursos.

- Al inicio de la "Rebelión", La Meca y el cercano puerto de Yidda, que no contaban con guarnición militar turca de importancia, ni posibilidad de socorro, fueron aseguradas por las tropas de Faysal, con ayuda naval y de la artillería británica, e incluso con su aviación, cuyos bombardeos resultaron devastadores para la moral enemiga.

- Ta'if fue otro cantar. Pese a la superioridad de los Sherifianos,5 la ciudad resistió todo el verano (12/06 a 22/09) y acabó rindiéndose cuando los británicos trajeron de Egipto todos los Howitzer de Asedio de que podían disponer, junto con artilleros para manejarlos. Los turcos, agotadas todas las municiones y provisiones, hubieron de rendirse.

- Medina aún fue más dura de roer. Los defensores –dirigidos por su heroico y tozudo comandante Fakhri Pasha- sumaban unos centenares de soldados turcos y pocos miles de árabes pro-otomanos, frente a una fuerza sitiadora entre cinco y diez veces superior, con apoyo británico de artillería y aviación. Aun así, Medina resistió treinta y un meses, y sólo cayó tras el armisticio turco.6

- Sin embargo, la acción más conocida de los rebeldes árabes fue la toma de Aqaba, por beduinos árabes -apoyados por artillería y fuerzas navales británicas, como siempre- dirigidos por el sheikh Auda Abu Tayi, de la tribu de Howeitat (Norte del Hejaz), y el Sherif Nasir, primo de Faysal, como representante Hashemita.

En realidad, Aqaba no fue nunca un punto estratégicamente demasiado valioso.7 Estaba defendida, en total, por unos 400-450 hombres (300 de ellos turcos) y las fuerzas atacantes eran unos 5000 beduinos, con fuerzas navales británicas, que dieron apoyo artillero. La batalla fue corta -los defensores no tenían ninguna posibilidad- pero salvaje, y la represión fue feroz: centenares de turcos y árabes desarmados fueron asesinados tras rendirse.

- La toma de Damasco, en Octubre de 1918, que también se cita entre los triunfos de la "Revuelta" fue, en realidad, una consecuencia inevitable de las derrotas turcas ante la Campaña Allenby de 1917 y 1918. Las fuerzas otomanas retrocedieron hacia la península de Anatolia, mientras miles de desertores y soldados cercados se rendían a las tropas británicas. El ejército de Faysal fue "invitado" a cerrar el cerco de los restos de los ejércitos turcos en desbandada y participar en la victoria... con un ejército que, por entonces, en buena parte, estaba formado por prisioneros de guerra capturados que deseaban no languidecer en campos de prisioneros.

Pero, como veremos en el siguiente episodio, ni siquiera durante la Campaña Militar los Hashemitas dejaron de hacer trapicheos a dos bandas...

(Seguirá)

comentarios (2)
comentarios cerrados
Rob_Ben_Gebler
1.- Anecdóticamente, pocos días antes del contacto con Enver, el Sherif envió una carta a McMahon (su correspondiente habitual entre los británicos) aconsejando que el Reino Unido atacase, coincidiendo con la "Proclamación de la Rebelión Árabe", las costas de Siria (que para ellos incluía Palestina y Líbano) con el fin de destruir las fuerzas enemigas en Levante. No sabemos si esta carta llegó a Londres, pero donde se leyó debió dejar la impresión de que la capacidad de Husayn…

media
5    k 115
inconformistadesdeel67
¡Qué disfrute!, #0. Gracias. :hug:
1    k 36
suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize