entrar registro

El sultán que se enamoró de los genitales de una vaca

24 visitas
|
votos: 6 · 0
|
karma: 112
|

Ibrahim I fue uno de los sultanes otomanos que antes de tomar la corona pasó por el Kafes o la Jaula dorada de la que ya os hablamos en otra ocasión. Para cuando lo sacaron de su encierro para que se hiciera cargo del Imperio otomano, había pasado más años de su vida enjaulado entre aquellas cuatro paredes que en libertad, de forma que poca cordura cabía esperar de él.
En su caso, la locura se manifestó de diversas formas, pero sobre todo a través de un apetito sexual desbocado y excéntrico.

comentarios cerrados
suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize