entrar registro

Si no puedo perrear, no es mi revolución

24 visitas
|
votos: 6 · 3
|
karma: 126
|

No sé si es verdad que en Euskadi follamos poco, pero lo que es cierto es que nos tocamos poco. Para mucha gente, el contacto físico es algo íntimo, reservado para la pareja y la familia. A veces ni para la familia. Es mi caso: aunque voy trabajándolo, hasta hace poco sólo me abrazaba con mis parejas, amantes y con mi hermano. Así que me gusta, me sienta bien romper con esa concepción del cuerpo como un ente fortificado. El reguetón es un espacio consensuado en el que pongo mi cuerpo a disposición total de la pareja de baile.

comentarios (1)
comentarios cerrados
ExPresidiario
Típica Feminazi Vasca que le parece de puta madre que un caribeño (raza oprimida) le refrote la cebolleta en su culo, pero si su compañero de la Kutxa, Patxi, le roza un codo le pone una denuncia por acoso sexual.
1    k 27
suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize