entrar registro

Querido gilipollas, obrero de derechas

426 visitas
|
votos: 9 · 1
|
karma: 79
|

Querido obrero, votante de derechas: eres gilipollas. Pero te lo digo sin acritud, sin ninguna intención de insultar, sino de describir tu situación. Estaba mirando ahora a puchipuchi, y pensaba yo: ¿dónde se esconde una rata que no quiere acabar en el trullo por chorizo? Pues fácil, te buscas un colega cargado de viruta de tu misma ideología, porque para qué vas a discutir sobre ideas políticas pudiendo estar de acuerdo de antemano, y pones a la maquinaria de TV3 a funcionar para que aparezcas como un tio sencillo, un exiliado de altos valores morales, asceta que va de mochilero por Molenbeek y que se refugia en las mezquitas a rezar para pasar los fríos dias del invierno de Flandes al menos entre calor humano.

Bueno, puchi puchi lejos de ser la persona que nos vende se halla instalado en una humilde casa de Sint-Pauwels, cedida por su compi Walter Verbraeken para la causa del N-VA (vale un milloncete, está a la venta supuestamente). Nada para ti, querido obrero, que piensas que la república de la piruleta llegará cortesía de los reyes magos y traerá la libertad y el bienestar que te niega el pérfido españolista opresor que se lleva el dinero de tus impuestos para que los vagos y perros andaluces y extremeños se vayan al bar. ¿Podemos hablar de Falangito pues? ¡Claro! Querido votante de derechas que eres del otro lado de la verja que separa un gilipollas de otro: el carismático y geyperman líder de la derecha apoyada por Falange Española como la opción menos mala, este hombre que se ve necesitado de acudir a ver a Bertín Osborne porque se ve que en Pozuelo en su villa de 5 habitaciones y más de 1M de € se quedó sin azucar y fue a pedir un poco al carismático bodeguero, paradigma del señorito andaluz.

Mientras tanto, querido gilipollas, te has quedado sin nada. Montoro tiene a TV3 tiesa hasta el punto que la maquinaria de propaganda del régimen solo puede pagar nóminas hasta que no se aprueben nuevos presupuestos porque Montoro tiene controlados sus tejemanejes al milímetro, y solo pueden echar la bilis a través de Polonia y sus presuntos informativos. Recomiento ver a Ferrán Monegal y la comparativa de informativos de TVE y TV3 para ver quién deforma más la realidad. Es un crack este hombre, pero vaya, no lo harás porque seguramente estarás viendo el júrgol jaleando a tu equipo, lleves o no tu lazo amarillo para liberar los políticos presos que tan bien se han bajado los pantalones ante el tribunal supremo. ¡Y es que se está tan mal en el trullo! Curiosamente, Miquel Roca, famoso por defender a la Infanta señora del duque empalmado en uno de los escándalos de corrupción más impresentables de los últimos 40 años, dice: lo que cabe en la constitución cabe, y lo que no, no cabe. Y no es el momento de cambiarla porque hay demasiada ira. Me jode estar de acuerdo con esa pragmática opinión, especialmente en un país que se dedica continuamente a limitar los derechos civiles aprobando leyes ad hoc.

Ahora la última jugada de control es reducir los presupuestos si no hay acuerdo, y el acuerdo es reducir los presupuestos en educación, sanidad, I+D, y cualquier cosa que signifique que tus impuestos se distribuyan de forma equitativa en lo que importa y en quien mueve la economía. Los ricos tienen mecanismos para no pagar, y las empresas son expertas en evadir impuestos y tienen leyes a medida y departamentos enteros dedicados a no pagar, así que todo sale de tu bolsillo, querido gilipollas.

La furia final, querido gilipollas: has perdido tanto en las dos últimas legislaturas, se ha retrocedido tanto en el estado del bienestar, que aun se pueden cagar en tu cabeza y no vas a hacer mucho más que jalearlos para que tiren más mierda. Nadie te ha explicado que realmente eres un pelele, un número, un peon que molesta en tanto que no les dejes vivir de puta madre mientras tu cuenta corriente es cada vez más un compendio de facturas que no terminas de poder pagar. Cuando te veas abocado a un trabajo esclavista en un entorno holístico de mejora contínua donde el empleado es la pieza clave de la proactividad y busca la promoción de los valores de la compañía para que puedas llegar algún día a la posición de detras de la mesa del despacho donde está el culo de tu jefe, cuando encuentres apetecible la flor del guano en tu páramo de la moral y pienses que eso es bueno, habrás olvidado que los obreros del XIX lucharon por una jornada de lunes a viernes, por 8 horas de jornada laboral, por unos derechos y convenios colectivos que impidieran que los perros y los chivatos acabaran en los cargos medios como kapos de un campo de concentración. Las correas de transmisión siguen moviendo las ideas paquetizadas y los mensajes de neoverdad adecuados desde la capa de gestión donde os alienan, burros que sois por no verlo.

Pan y circo, y vosotros mejor calladitos y a ver el jurgol y a jalear, que la liga sin el Barsa-Madrit no es nada.

Nihilismo y pielfinismo

350 visitas
|
votos: 7 · 4
|
karma: 40
|

Dice un buen amigo que la felicidad está en pertenecer al mínimo grupo de Whatsapp posibles. Y, ¡qué cojones! Tiene razón, la raíz de todos los males está en las cosas que lees. En este, además me invitaron a no participar, con lo que los he dejado ahí hablando de sus cosas, no hay que olvidar que los puntos de vista son como el culo, y cada uno tiene el suyo. Y como vino a recordarme uno de los participantes, la piel es demasiado fina. Yo sólo pude responder que no tengo filtro con la gente que aprecio.

Todo vino por un documental, "sense ficció" acerca del 1-O, en el cual la corporación audiovisual de catalunya, conocida por la imparcialidad y la diligente independencia de la línea editorial (valga la redundancia con lo de "independencia" y la imparcialidad como la de Carlos Herrera en la COPE). Como les decía, nada que venga de ambos bandos tiene más valor que el de propaganda, y por tanto, que escuchen y aplaudan los conversos a sus respectivos bandos, y denosten al otro, que en mi solo encontrarán escepticismo y olvido.

Esto me lleva a pensar en el mundo en el que estamos: facebook prohibiendo las tetas de Marisol, y dando manga ancha a los grupos de ultraderecha, el manspreading y el mansplaining, el veganismo militante, PACMA y cualquier cosa en la que simplemente demostrar si no opinion crítica, sarcasmo, hiere el buenrollismo bienpensante, y todos a llorar al safespace para hacer puesta en común y coger las antorchas para quemar en la hoguera las ideas anticonvencionales. Queridos todos, bienvenidos a la nueva edad media, el neofeudalismo está servido (y ahora de verdad), ha venido para quedarse.

El subproducto, el obrero de derechas que se convierte a fanático de la economía colaborativa, donde falsos autónomos ejecutan tareas por 3 duros y se llega a final de mes gracias al banco de papi y mami, donde dan techo y cobijo mientras al niño le sale algo. Ah, amigüitos, estamos bien jodidos, porque todos van a cuchillo contra todos, devaluando el trabajo, dando "valor añadido" soluciones orgánicas y holísticas en un contexto ágil y dinámico donde la proactividad y la resilencia empodera al visionario, donde nos han dado por culo pero bien, donde nos han robado los derechos sociales con el argumento de que sale todo muy caro y si eso tal ya te haces con una mutua que te atienden super bien. Rodrigo Rato y José María Aznar se rien en nuestra puta cara con sus sueldazos multimillonarios, el duelo de plasmas entre puchipuchi y la trotona para ver quien demuestra menos huevos y más cara dura rivaliza con el patético esperpento de Trump amenazando con el botón nuclear a Corea del Norte mientras las infraestructuras de Estados Unidos se caen a pedazos y Lockheed Martin se lleva el contrato de su vida tras el pufo del F-35 para extender la vida operacional del F-22 hasta 60 años, y en el país de las oportunidades se muere la gente por no poder rehipotecarse para pagar un tratamiento médico de larga duración. Y si quieres saber donde acaba todo esto, mirad a Bob Esponja. Tiene una segunda lectura interesantisima, más allá de hacerle pensar al enano el por qué de si están bajo el agua, Bob Esponja pasa el mocho por el Krusty Krab.

Malos tiempos para la lírica, tiempos tan interesantes como malditos para vivir. Me temo que en una sociedad de complaciente hedonismo la mayoría bienpensante vencerá y no convencerá, como ya pasó con Millán Astray y su "mueran los intelectuales, viva la muerte". Pobre Unamuno, qué lástima vivir en estos tiempos tan oscuros, donde ni siquiera tenemos a gente de su calibre en las posiciones donde arrear con argumentos incontrovertibles al plasma u holograma de turno; la polarización hace que todos se repartan el rol de llevar lacitos amarillos o ser fiel a la banderita rojigualda, y no hay nada entre medio, ni nadie que discrepe. Qué terrible tedio, qué terrible sensación de vacío. Quizá es que ya he cumplido con el ciclo que me tocaba y debería echarme ya, como es prerrogativa de los altos elfos, a dormir hasta que el mundo se renueve, o como Yoda y Obi Wan, a buscarse un planeta o rincón desierto donde apartarse del Imperio y su miseria moral. Esta panda de indigentes intelectuales que acaparan las portadas me aburren tanto o más que los pielfinistas, los indepeveganos y los obreros de derechas que les votan.

Gracias por hacer de vuestra existencia el epicentro del nihilismo .

Dias de lunes al sol

266 visitas
|
votos: 7 · 2
|
karma: 82
|

En estos días tan señalados el bueno de Macarty se entretiene actualizando sus cosas, ha decidido que no tiene más ganas de participar en el juego de la silla y se dedica a sus labores (que no son pocas). Sí, el lector que haya seguido la evolución de los ORANGETERAPY hasta dia de hoy, ha podido ver una evolución desde el realismo descarnado donde el bicho de Eduard usó a Beth para ganar dinerito fresco, hasta parodias surrealistas donde el ingeniero hace de gacela de Thompson, pastando la flor del guano en el páramo de la moralidad, rodeado de hienas, leones y buitres. Hay veces que el gran @fermin llama a esta puerta desde su retiro al este de "Tabernia", el verdadero paraíso en la tierra, la comunidad autónoma donde las tapas y la cerveza son obligatorias como un derecho individual inalienable, y hace que mis circuitos neuronales se activen porque la república de la piruleta y sus unicornios que vomitan arco iris jamás estarán a la altura de Tabernia. Echo de menos que el inconformista nos jalee, es lo más parecido al alma de la fiesta que he visto jamás, y me recuerda que le debo una visita; espero que sea más pronto que tarde.

En un mes de dias lunes, soleados y sin objetivos claros, aun no he decidido qué quiero hacer con mi vida. De momento he puesto en marcha dos PCs que tenía para montar con piezas recicladas, he estado jugando con OVS, OpenStack y Openshift; lo tenía bastante dejado. Hasta me he entretenido en probar microservicios en el cluster. Y es cuando el nihilismo ataca con fuerza, abriendose paso entre los trapos de sacar el polvo y la lista de la compra; la escoba y el recogedor me miran indignados y me dicen ¿qué hay de lo mío? Hasta el cubo de fregar me está gritando que más brío, que la jefa llega pronto del curro y va a usar argumentario emocional para recordarme que ella ha hecho eso toda la vida y rapidito, y eso es todo lo que tengo que hacer.

Ah, amigüitos, qué cosas. Pues aun así, esto es lo primero que he hecho por mi mismo (tras actualizar el CV en linkedin poniendo mi estado a "receptivo para nuevas aventuras profesionales, consultoras IT y otros miserables morales, abstenganse"). Y claro, arreglar mis asuntos para cobrar el paro. Es un asunto curioso este del paro, jamás me había imaginado que fuera tan largo el periodo que transcurre entre que lo solicitas y en el que lo cobras. Supongo que eso de ser uno de los pocos que ha estado menos de 24h parado en los últimos 20 años tiene que ver con mi completo desconocimiento en la materia de las prestaciones sociales, pero me ha dado una idea de los mundos que hay ahí fuera y que desconocemos. Una persona medianamente observadora se fija inmediatamente en los jubilados y en sus rutinas, en las amas (y amos) de casa y su actividad tras llevar a los niños al cole. En la gente que desaparece tras entrar en el curro, desapareciendo como las mareas en la bajamar, la corriente se lleva las almas en los atascos, y los ruidos de la ciudad bajan. Y el nihilismo aparece. Unas veces con angustia, otras con futilidad, otras con sincero tedio.

Los jubilados tienen la clave; después de haber ido a entrenar, mientras estiro me paro con ellos a hablar de males y de "estoy mu malo de lo mío", y entonces descubres que, casi a la fuerza, son unos maestros en vivir la vida. Algunos están hasta más ocupados que antes asumiendo el rol de custodios de la siguiente generación, pero no echan de menos la vida activa; reconocen que ya han currado lo suyo y bastante de lo de los demás. Ellos saben que hay que vivir el dia a dia, y así dispongo mi mente para crear una rutina que ocupe las horas: la comida, la merienda, recoger a la prole, poner la lavadora, recoger la ropa tendida, planchar, preparar la cena, pensar qué voy a hacer mañana de comer y planificar el próximo zafarrancho de combate para baños, suelos, ventanas, etc. No parece una mala idea, no parece un mal plan, te ocupa la mente y no piensas... Pero estás haciendo algo para ti, y no te ves otra vez atrapado haciendo algo que te ocupa el tiempo. Llega el final del dia y dices: bueno, hoy al menos me he puesto al día con los microservicios y jugado con Open API, he ido a entrenar un rato, y tengo mi casa como los chorros del oro.

Se acaba el día, nada ha sucedido. Tabernia sigue siendo una ficción, la república de la piruleta se visualiza en forma de plasma ("ayudame a embestirme, oh Oriol-Güan, tú eres mi última esperanza" grita el holograma de Puchi en el parlamento a una videocámara que se muestra en una pantalla en el trullo de Estremera, mientras el plasma desde donde Naniano ve hilillosh de democracia entre los papeles de Bárcenas que le incriminan), y nada de lo que escupe la tele desmiente a la feroz realidad del país de mierda en el que vivimos.

+mediatize
mediatize
mediatize