entrar registro

El síndrome del explorador: ¡No puedo parar de aprender!

7 visitas
|
votos: 2 · 2
|
karma: 66
|

Algo empezó a llamarle la atención. Había muchas personas así: les pirraba aprender y buscaban trabajos que parecían llevarles, más que a la oficina, a la aventura. «Esto es un patrón», pensó Arancha Ruiz. Eran demasiados. Más que unos raros, parecían una especie. No resultaban conocidos; mucho menos, catalogados. No tenían nombre ni identidad.

suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize