entrar registro

Psicología del cabrón camuflado: El eterno resentido

339 visitas
|
votos: 7 · 3
|
karma: 72
|

Habiendo dejado más o menos claro el obrar del hijo puta de camuflaje vamos a adentrarnos en la psicología del mismo, en el porqué de semejante resquemor y odio hacia la humanidad.
Hemos de decir que el hijo puta camuflado es un ser débil que nunca da la cara y que nunca se enfrenta directamente con sus adversarios, salvo que sea a distancia, a través de un teclado y una conexión a internet. Algo que ponga distancia física entre sus contendientes.
Satanás es el niño mimado de papa y mama, hipersensible, hiperprotegido. No es de extrañar que le roben el bocadillo en el recreo o que lo muelan a pescozones en sus años mozos ya que suelen ser los pelotas e informadores de los profesores. A raiz de ésto se vuelven seres completamente resentidos de la sociedad y aprenden a ocultar sus verdaderas y espurias intenciones para con sus semejantes.
Una vez llegada a la vida adulta arrastrando los traumas del bullying deciden emprender una especie de venganza en contra de todo aquel que le haga rememorar de alguna manera sus tiempos de horror incomprendido. Pueden ser personas con un barniz intachable de moral y ética pero que no dudan ni atienden a razones de ningun tipo a la hora de establecer los mecanismos que los hagan parecer superiores a los demás. Ya sea intelectual o éticamente.

De esta manera van desarrolando una moral inflexible e intolerante convirtiendolos en eternos juzgadores de lo ajeno y ante la carencia de actuaciones moralmente reprensibles inventan otras o simplemente interpretan todo como algo que de alguna manera puede ser reprobado. Convierten su critierio y su razón de ser en una interminable interpretación moral de los hechos, aún cuando los hechos acaecidos nada tengan que ver con ella y si con temas meramente pragmáticos.

Tenemos también a los que ya de bien pequeños son los reyes del mambo, el típico abusón de patio, y por alguna extraña razón al llegar a la vida adulta rechazan y olvidan cada una de las afrentas y mamoneos varios que le han inflingido a las personas de su alrededor convirtiéndose en una especie de guardias del buen hacer. Si bien éstos últimos son menos peligrosos no deja de llamar la atención su memoria selectiva a la hora de juzgar las actuaciones de los demás cuando sería lógico que al menos tuvieran una cierta empatía si es que acaso hubieran logrado comprender el porqué de su comportamiento pasado y hubieran logrado extrapolarlo a otra persona en el futuro.

Hay un tercer tipo de cabrón de camuflaje. El que aprovecha cualquier oportunidad para hacer el mal (robar, abusar, maltratar) conviertiendolo en una forma de venganza en una especie de envidia eterna por la cual todo está justificado: Cómo antes ellos me lo hicieron a mi y me tuve que aguantar ahora que aguanten ellos. Este sería el razonamiento implícito en cualquier tipo de conducta de este último espécimen. Por lo menos es una forma de actuar lógica aunque no menos malvada.
Como podemos observar la psicología del hijoputa de camuflaje está repleta de traumas y carencias que de algún modo le llevan a ser como es, ya sea esto lógico o no. Al final no dejan de ser los niños malcriados de toda la vida con un componente narcisístico, hipócrita, egoista y envidioso que no puede parar de compararse en cada faceta de su vida con los demás.

comentarios (4)
inconformistadesdeel67
Mis dieces, titocuki, digo @cukiseaburre. Quiero decirte además, que supongo que dentro de esos colectivos habrá personas que no llegan a convertirse en hijo de puta camuflado. Quiero decir, que alguno, mediante la reflexión, terminará siendo una buena persona, ¿no? En fin, no hay duda de que el ser que describes existe, y que los motivos que les lleven a ser así pueden ser los que describes, pero me resisto a pensar que todo el que viva esas circunstancias se convierta en eso.

Ya sé que no estás diciendo en tu artículo que todo el que haya sufrido bulling, por ejemplo, se convierte en ese personaje (el hijo de puta camuflado), pero me pareció que debía exponer eso que dije anteriormente.

Pd.: Se te da bien escribir también, mamón. :hug:
3    k 78
cukiseaburre
#1 evidentemente hay gente que reflexiona y logra quitarse la lacra de encima. No obstante en esto influyen traumas infantiles, familiares y que terminan socabando la autoestima. La gente gracias a dios suele madurar y enmendar sus entuertos, siempre y cuando esten orientados o posean la capacidad intelectual o psiquica pertinente. Hablo en general de gente que suele ser mediocre
3    k 64
macarty
#1 es Don Arturo... :troll:
3    k 66
macarty
Gentucilla de mierda, con vidas de mierda, que se aseguran que todo a su alrededor sea una mierda. Suena como un idealista (o mesiánico) pero a la inversa. Es el tipo de persona que perpetúa la novatada, el "sufrirán como yo lo he hecho", el "así te harás un hombre".

Desgraciadamente ya he pasado por ahí, y no hay nada bueno.
4    k 73
suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize