entrar registro

Los machos de estos equidnas pueden perder hasta una parte de su peso durante el apareamiento

8 visitas
|
votos: 10 · 0
|
karma: 138
|

Parece una criatura salida de una película de género fantástico: un mamífero con el hocico semejante a un pico, del que asoma una lengua larga y pegajosa. Y, además, pone huevos. El equidna de hocico corto no es raro solo por sus características físicas, sino también por su conducta: para aparearse los machos comienzan por formar una caravana de hasta diez rivales que siguen a la hembra. Si ella está dispuesta, secreta feromonas para anunciar su fertilidad a los candidatos. Si la respuesta es claramente un no, se convierte en una bola de púas

comentarios (2)
function
#1 function
 *
Veo que nos hace falta un ministerio de igualdad animal cuanto antes. Entre esto, lo de algunas arañas y lo de la mantis religiosa, hay mucho por hacer.
0    k 20
Sure
Todo es ponerse
1    k 40
suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize