entrar registro

Heroína, límites de velocidad, casas de apuestas y eutanasia: sobre la legitimidad para prohibir

1230 visitas
|
votos: 13 · 3
|
karma: 105
|

En la Grecia clásica, el suicidio se consideraba un crimen contra el Estado. La razón era que los deberes del ciudadano hacia la polis eran la piedra angular de su sistema jurídico-moral, y uno no tenía derecho a quitarse de enmedio porque con ello eliminaba una capacidad productiva que estaba obligado a poner al servicio del bien común mientras la vejez o la enfermedad no se lo impidieran. En definitiva, el ciudadano no podía disponer de su vida por su posición de eterno deudor respecto de un acreedor (la polis) que tenía derecho a exigirle esfuerzo, trabajo y sacrificio hasta el fin de su vida productiva, y ello a cambio de todo lo que le había dado desde su nacimiento.

Hoy en día esa idea está generalmente superada, y quienes niegan el derecho a disponer de la propia vida lo suelen hacer desde una perspectiva religiosa (Dios es el único con poder para darla o quitarla), pero el común de los mortales ha llegado a la conclusión de que somos seres libres y de que nuestra más sagrada propiedad es el propio cuerpo, por lo que gozamos del derecho inalienable a hacer lo que queramos con él, desde cuidarlo y ennoblecerlo a degradarlo y destruirlo. Pero con un límite: dañar de forma arbitraria o poner en un peligro injusto los bienes de los demás.

Alguien que conduce a 200 km/h o ebrio no tiene por qué matar a nadie. Tal vez sea un grandioso conductor que, incluso en esas circunstancias, puede manejar el coche sin provocar un accidente. Pero está generando un peligro abstracto sumamente elevado, y el Estado tiene derecho a prohibirle que lo haga, pues la ponderación entre su libertad para conducir y las probabilidades de daño que puede causar justifica que se le exija hacerlo en unas condiciones que eviten ese alto porcentaje de accidente.

El mismo argumento se emplea con las drogas ilegales por parte de quienes defienden su ilegalización. El individuo es libre para tomarlas, pero la brutal adicción que pueden causarle le privará de todo autocontrol y muy probablemente acabará convirtiéndole en un peligro para los demás, ya que robará, matará o ejecutará cualquier tropelía para obtener su dosis. Todo ello aparte de los daños que puede causar cuando está fuera de sí por los efectos de la sustancia. Nuevamente, es posible que el toxicómano sea millonario o consuma su droga en un contexto donde no daña a los demás, pero el riesgo de que se convierta en un peligro para sus semejantes justifica la ilegalización de las drogas duras. Respecto a otras como el alcohol, se dice que su poder adictivo es menor y que pueden consumirse habitualmente con moderación sin causar esos males, por lo que el peligro abstracto no es tan alto como para justificar que se prohíban.

Ahora bien, hay algo en lo que partidarios y detractores de la legalización de las drogas coinciden: se debe informar a sus consumidores de los terribles efectos de su consumo. De su poder adictivo, de los estragos que causan en la salud y de cómo acaban convirtiéndose en muchos casos en el podrido y asqueroso centro de la vida de quien las consume, que renuncia a todo lo demás para seguirse matando lentamente. Quien consume algo debe saber a lo que se enfrenta. Precisamente por ello se crean campañas para informar del peligro del consumo excesivo de alcohol o del tabaco.

Pero hay algo que no entiendo, y que no sé si responde a la presión de un lobby o a la falta de conciencia de los poderes públicos ¿Por qué no se hacen campañas similares sobre el juego en general y las casas de apuestas en particular? Hay gente partidaria de ilegalizarlas, aludiendo al tremendo daño social que generan, a la infinidad de ciudadanos arruinados por su adicción y a las consecuencias de exclusión social e incluso la comisión de delitos para obtener más dinero que apostar. Otros rechazan esta idea escudándose en la libertad de todo individuo para hacer lo que quiera con su dinero, y negando el trastorno mental que es la ludopatía.

Puede discutirse sobre la ilegalización de las casas de apuestas o sobre las restricciones que deberían establecerse a su funcionamiento, pero hay un dato obvio que nadie puede negar: el juego es adictivo, y cuanto más sencillo resulta acceder a él, más peligro representa para la salud mental y el bienestar material de los ciudadanos. En esta noticia se habla de la cuadruplicación de los ludópatas tras la apertura de las casas de apuestas www.elconfidencial.com/espana/2018-09-11/ludopatas-registro-madrid-dis y esta otra refleja el caso de un tío que acabó robando a su mujer para satisfacer el vicio www.abc.es/espana/madrid/abci-ludopatia-dispara-madrid-robe-6000-euros Si preferís un análisis científico del problema, os recomiendo este artículo universitario dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=6065551

¿Por qué, entonces, hay campañas masivas que dicen "el tabaco mata" pero no otras que informen de que "el juego engancha y arruina"? Tal vez se deba al negacionismo que todas las epidemias incipientes suelen provocar en los poderes públicos. Tal vez dichos poderes se estén forrando con las casas de apuestas y no les conviene. Lo único evidente es que quien se acerca a una casa de apuestas tiene derecho, en su condición de consumidor, a conocer el peligro del producto que está comprando, pues de lo contrario su decisión no es libre. Y el Estado está incumpliendo sus deberes más elementales a ese respecto.

¿Os imagináis un anuncio donde apareciera un tío con tres puros en la boca mientras se oye de fondo "FUMA, FUMA, FUMA"? ¿Y otro con una modelo exhuberante en bikini bebiéndose una botella de vodka mientras de fondo se escucha "BEBE, BEBE, BEBE"? Pues es lo que vemos en los anuncios de Sobera sin que se le exija que en el propio anuncio informe de los peligros de lo que está promocionando, y sin que tampoco exista un contrapeso informativo externo. Y el peligro del producto no es menor que el del alcohol.

Concluyo resaltando el colmo de la hipocresía que se encuentra en este asunto. Si yo ayudo a morir a una persona que libre y conscientemente lo ha decidido, voy a la cárcel. Si abro una casa de apuestas y la rodeo de los instrumentos propagandísticos para atraer al mayor número de incautos, sin informarles de lo que les puede pasar si se enganchan, y les dejo seguir jugando noche tras noche hasta que se arruinen una vez enganchados, nadie puede tocarme. Nuevamente, la conjunción de prejuicios tardofranquistas, deseo exacerbado de lucro y pasividad del Estado (se deba a que le han dado sobres previamente o simplemente a su negligencia) nos coloca en un panorama desolador.

comentarios (16)
comentarios cerrados
AnacletoPanfleto
Al principio dijeron que había que legalizar el aborto porque había mujeres violadas que no querían tener a sus hijos.
Ahora el aborto se utiliza como un método de control de natalidad. Hasta se recomienda por la tele para que así seas una mujer liberada.

Al principio dijeron que la eutanasia era para casos extremos de dependencia.
Ahora ya en Holanda y Bélgica se la recomiendan a gente joven con el 100% de sus capacidades físicas pero con depresión o para gente mayor totalmente independiente…
0    k 15
helisan
#3 helisan
 *
#1 fíjate el grado de lavado de cerebro que les han hecho las FUERZAS DEL MAL a las probres mujeres para que prefieran pasar por una clínica y someterse a una operación antes de utilizar ellas o sus parejas los variados, asequibles e indoloros artilugios y métodos profilácticos que hay por todos sitios.
3    k 76
GrofTheGuard
#3 y eso sin hablar de la "recomendación" de la eutanasia a gente jóven. En fin, es lo que hay xD
3    k 76
GrofTheGuard
#5 la solicitó ella. O bien no entiendes lo que lees o bien tergiversas las cosas. En fin...supongo que sería correcto terminar con un "jajajajaja saludos"
2    k 58
Livingstone85
#6 El pensamiento de #5 encaja de lleno con la profunda hipocresía de la derecha clásica. Si una persona plenamente formada queda en la miseria o muere por su adiccion al juego, no hay problema porque los yonkis se merecen la muerte (ley de Darwin) y quien llega a ser adicto no se puede rehabilitar (o no merece la pena intentar rehabilitarle porque es un despojo). Pero si una mujer decide, para preservar su salud o no malograr su vida y la del futuro nacido, abortar al ser microscópico que…
2    k 59
GrofTheGuard
#7 lo mismo hace con la eutanasia. Ya ves en vaya términos habla. En fin...es lo que hay
2    k 59
AnacletoPanfleto
#7 No tiene nada que ver con la derecha ni con la religión.
¿Crimen contra dios? ¿Pero tú de dónde sales?
ES más decir que un feto de 3 meses no es un ser humano, sino que es un ser microscópico si que es un pensamiento paleto y acientífico.
¿Abortar divertido?
No sé.hay mujeres que reconocen en entrevistas ir por el 5 aborto, y no son ni violadas, ni pobres, todo lo contrario.
0    k 16
AnacletoPanfleto
#6 El problema es por qué se le recomienda la eutanasia a una mujer joven sana.
0    k 16
GrofTheGuard
#10 sigues sin entender lo que lees o sin querer entenderlo:
- nadie le ha recomendado la eutanasia, la ha pedido ella
- un equipo de médicos y psiquiatras ha evaluado su caso y se la ha concedido

Así que:
- no, nadie se la ha recomendado
- su estado de salud lo evalúa personal cualificado para ello, no 4 bocachanclas en internet.

Si no lo entiendes el problema es tuyo
2    k 60
Atlas73
#13 Atlas73
 *
#10 leí el artículo sobre este caso en su día y no vi nada parecido. ¿Te importaría pasarme un enlace donde venga que se le recomendó? Me interesa el tema, gracias,
1    k 40
Atlas73
#1 Anacleto, soy un antiabortista pero aún así considero que el aborto es una necesidad e impedirlo tendría consecuencias graves. Te recomiendo que leas la wikipedia al respecto, saldrás horrorizado. También te recomiendo un cuadro de Sorolla: otra margarita. Es un cuadro denuncia donde se ve una mujer que está siendo conducida a Madrid para ser ajusticiada (por garrote vil) por haber cometido un infanticidio al intentar ocultar su embarazo, es también muy impactante.

Ilegalizar el aborto solo conseguirá que ellas lo sigan haciendo sin las protecciones adecuadas produciendo más sufrimiento, daño y muerte.
2    k 60
AnacletoPanfleto
#14 claro, en casos médicos sí.
No por que me viene mal, había una entrevista en el país a una periodista que lucía con orgullo haber abortado muchas veces
0    k 16
Atlas73
#16 Atlas73
 *
#15 no puedes parar una tormenta, igual que no puedes obligar a las mujeres a tener hijos no deseados. Si se lo impides lo harán igualmente y una parte importante lo conseguirá o se quedará en el intento. La opción menos mala es permitir el aborto, no hay otra opción. Y desde mi punto de vista debe ser, salvo en casos de mal formación o peligro para la madre, con sanidad privada y pagando. Es mejor intentar que den a luz y lo entreguen en adopción, pero no puedes prohibirlo porque para empezar es su vida ni la tuya.

A mi no me gusta el aborto porque como ateo considero que no hay un Dios que de una segunda oportunidad a ese niño, cuando abortan muere para siempre.
0    k 20
Replicante
La diferencia con el tabaco y el alcohol, es que el Estado no tiene una destilería ni una fábrica de tabaco.

Sin embargo, sí tiene unas Loterías y Apuestas del Estado.

Imagina que tuvieran que darse a ellos mismos el trato que le tendrían que dar a las casas de apuestas privadas.

El anuncio de la lotería de Navidad mostrando al calvo sisando para comprarse el décimo.
3    k 57
Atlas73
#2 las casas de apuestas son adictivas, la lotería nacional no. Nadie se arruina, o por lo menos no conozco ningún caso, comprando lotería de navidad, mientras que las casas de apuestas arruinan a la gente a diario. No son cosas comparables.
0    k 20
suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize