entrar registro

La entrada del Imperio Turco en la Gran Guerra (I)

2437 visitas
|
votos: 11 · 5
|
karma: 87
|

En 1908, el partido de los Jóvenes Turcos (CUP)1 exigió al Sultán Abdul Hamid II la restauración de la Constitución de 1876, bajo la amenaza de sublevación militar. El Sultán cedió, pero a inicios de 1909 intentó apartarlos del poder. El CUP reaccionó deponiendo al Sultán y sustituyéndolo por Mehmed V.

Pese a su programa de reformas y de restauración del poder del Imperio, Turquía sufrió espantosas derrotas contra Italia (1912) y en la Primera Guerra Balcánica (1913), y perdió Libia y casi todas las posesiones europeas.

En Enero de 1913 el poder ejecutivo –bajo el poder nominal del Sultán- fue asumido por un Triunvirato conocido como “Los Tres Pashas2. Inicialmente, sus medidas de firmeza parecieron dar resultado con la victoria frente a Bulgaria en la Segunda Guerra Balcánica3 y, en Política Interior, implantaron un régimen de extremada crueldad frente a nacionalismos y opositores 4.

Pese a lo que dicen los historiadores musulmanes, árabes cristianos, y occidentales “antiimperialistas”, la entrada de Turquía en la guerra no fue por un engaño malicioso de la Alemania del Kaiser, combinado con hostilidad de los aliados, junto con el “comprensible rechazo” turco hacia la voracidad francobritánica.5 La auténtica razón fue la incapacidad del Imperio Otomano para resistir los nacionalismos6 griego, serbio, rumano, etc, junto con el deseo turco de resarcirse de las pérdidas territoriales sufridas en los 150 años anteriores.

En realidad, los turcos se encontraron en 1914 en la situación de la novia cortejada por los dos ricos del pueblo. Aunque su fuerza militar estaba debilitada (por la corrupción y la anquilosis de su Ejército) no era despreciable; y la localización estratégica, como puente entre Asia, Europa y África, hacían su entrada en la guerra –o al menos su neutralidad- importante para ambos bloques.

Recordemos que, desde finales del siglo XIX, el Imperio Otomano y el Alemán habían estrechado lazos políticos y económicos, que se vieron reforzados cuando, tras las derrotas de 1912 y 1913, el Gobierno turco solicitó el envío de una misión militar alemana para reorganizar las Fuerzas Armadas. En el verano de 1914 contaba ya con setenta especialistas, al mando del general Otto Liman von Sanders. Por lo tanto, cuando estalló la guerra, Turquía parecía estar más del lado de Alemania; tanto por sus previas relaciones, como por su temor al expansionismo ruso.

Pocos días después del asesinato de Sarajevo, Enver Pasha (verdadero hombre fuerte del Gabinete Turco) inició contactos con los alemanes para concertar una alianza militar. Parte de esta correspondencia (del 10 al 27 de Julio) fue interceptada por los británicos, y se encendieron las alarmas entre los ingleses; que intentaron garantizar, al menos, la neutralidad turca.

Pese a las reticencias de algunos diplomáticos alemanes (que creían que Alemania podía perder más que ganar en esta alianza) y, a petición turca, el 2 de Agosto Alemania y Turquía firmaron un pacto militar secreto; en teoría, Turquía debía entrar en guerra contra Rusia al día siguiente de la declaración de guerra entre Alemania y Rusia (que se había producido 24 horas antes…) pero no lo hizo 7. Ante la decepción germana, el Imperio Otomano se limitó a ordenar la movilización total de sus fuerzas… para proclamar su “neutralidad armada”.

Al día siguiente (3 de Agosto) el Gran Visir tranquilizaba al embajador ruso Mikhail von Giers y el Encargado de Negocios inglés Henry Beaumont (el embajador Mallet estaba fuera) asegurando la neutralidad turca. Justificó la movilización de sus tropas por la alarma ante su antiguo enemigo Bulgaria, aunque secretamente ya buscaba extender el pacto germano turco; lo que se consiguió con la adhesión de Austria-Hungría y de Bulgaria (5 y 6 de Agosto, respectivamente)

Mientras tanto, el Gobierno inglés, en voz de Winston Churchill, había anunciado que retendría dos acorazados modernos que, por encargo turco, se construían en los astilleros británicos, el Reşadiye y el Fatih Sultan Mehmed. Pese a que el Gobierno Británico ofreció pagarlos, era obvio el temor de los ingleses a que los barcos acabasen siendo usados contra ellos; y, por otro lado, su incautación (una acción ilegal, pues Turquía era oficialmente neutral) resultaba una forma de chantaje sobre Turquía, para que “fuese buena."

Aunque el comunicado oficial de la incautación de los acorazados fue enviada al Gobierno Turco el 3 de Agosto, en realidad Enver Pashá lo sabía desde el 29 de Julio… y trató de vender los barcos al Gobierno Alemán. Otra muestra de la doblez del Gobierno Turco de “Los Tres Pashas".

Turquía jugaba a dos bandas. Sí, lo mismo hacen todos los países cuando se trata de sí mismos. Pero, de ninguna manera, fue la débil nación que nos presentan los historiadores "correctos", como veremos.

comentarios (5)
comentarios cerrados
Rob_Ben_Gebler
1.- Su nombre oficial en inglés era CUP. (nada que ver, era el Comité de Unión y Progreso, en turco “İttihat ve Terakki Cemiyeti”)

2.- Pasha, o Bajá, es un título que designa a un alto cargo en el Imperio Otomano (puede ser General, Almirante, o Gobernador) Los miembros del Triunvirato que gobernó de facto Turquía entre 1913 y 1918 fueron: Talat Pasha (Gran Visir y Ministro del Interior); Enver Pasha (Ministro de la Guerra), y Cemal Pasha (Ministro de Marina)

3.-…
4    k 97
macarty
#1 como ya sabía Vlad Tsepes (el empalador), los turcos eran un poco borricos.
1    k 40
Fulgencio_Borjamari
#1 Desde la primera linea esto promete. Dequemegustan estas historias.
Pillo sitio.
Gracias por la lección y el esfuerzo.
1    k 38
krzysiu
Interesante artículo, muchas veces nos olvidamos injustamente de los escenarios de la I Guerra Mundial que ocurren lejos de las trincheras de Francia, espero con ganas las siguientes partes.
1    k 40
Rob_Ben_Gebler
#4

Sí, porque ciertamente se desconoce por la Opinión Pública muchas cosas sobre la Primera Guerra Mundial y otras cosas relacionadas.

No os creáis que tengo manía a Turquía porque he empezado dos historias ¿eh? Pero sí se ha extendido la idea del Islam como "religión de paz", cuando ha sido siempre (desde Mahoma) una religión Imperialista.

Hay cosas que se pueden plantear y presentar una visión de la jugada diferente a lo común (no quiere decir que sea lo real, ojo). Por ejemplo, algún día plantearé que la invasión de Polonia por Stalin... quizás no sea lo que todo el mundo piensa
2    k 60
suscripciones por RSS
ayuda
+mediatize
estadísticas
mediatize
mediatize